Estas fotos son la prueba de que los peluqueros pueden joderte la vida

Cortarse el pelo no es secreción de pavo. Someterse a los designios de una tijera no es poco que nos salga infundado (más allá del precio del corte en sí)… y es que, mutilar el pelo que llevábamos meses dejándonos crecer, es una audacia arriesgada. ¿Y si no nos gusta? ¿Y sin nos hacen un […]
A %d blogueros les gusta esto: